estudios-biblicos.com :: Para uso personal solamente. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización de autor.

estudios-biblicos.com

 

Una ruta eficaz para fracasar en todo

Una ruta eficaz para fracasar en todo

Si usted hiciera una encuesta para preguntarles a las personas cuántas sienten que en toda circunstancia Dios les ha brindado su apoyo, los resultados le sorprenderían.

Si es en medio de profundas crisis, ¿qué ocurrió?

Lo más probable es que un gran número de los participantes en el sondeo de opinión consideren que no recibieron respuesta oportuna. Siempre le asistió la inquietud: ¿qué pasó? ¿Por qué Dios no produjo el milagro que necesitaba? ¿Qué levantó barreras?

El camino más rápido para el fracaso, en cualquier situación, es apartarnos de Dios y depender de nuestras propias capacidades.

La autosuficiencia, dinamizador del fracaso

El fracaso, fruto de la caída espiritual, tiene origen en la autosuficiencia; estriba en creer que bajo nuestra capacidad y experiencia espiritual, podemos enfrentar airosamente cualquier dificultad humana o ataque espiritual.

¿Debería ser así? En absoluto. Dios espera de su pueblo que confiemos plenamente en Él, cualquiera sea el camino que atravesemos.

Una ilustración la ofrece el pueblo de Israel cuando salió de Egipto e iba camino del desierto. Leemos en las Escrituras:

“Viajaban desde Sucot y acamparon en Etam, donde comienza el desierto. El SEÑOR les guiaba de día en una columna de nube, y de noche les daba luz en forma de una columna de fuego. Así podían viajar de día y de noche. Con ellos siempre iba de día la columna de nube, y de noche la columna de fuego”. (Éxodo 13:20-22. Santa Biblia, la Palabra de Dios para todos).

Resulta interesante descubrir que los israelitas, en ese momento específico de su historia, no se movían en su propia determinación ni en sus fuerzas, sino en el centro mismo de la voluntad de Dios.

La oración profundiza la intimidad con Dios

Los cristianos debemos mantener una íntima comunicación con Dios a través de la oración. Es evidente que si estamos a Su servicio, no podemos estar desconectados de Él.

El segundo elemento de significación es tomar decisiones previa consulta que hagamos ante su presencia.

Esta misma disposición de búsqueda del Señor operaba en todos los casos. Recuerdo por ejemplo cuando surgió la diferencia entre cristianos griegos y conversos judíos por que se desatendía a las viudas.

Los discípulos no se desesperaron. Simplemente fueron al trono de la misericordia de Dios en oración y pidieron que les brindara orientación (Hechos 6:1-7).

La reflexión que debe asentarse en su vida se enfoca en dos direcciones: la primera, evaluar si hay un grado de autosuficiencia tal en su vida que confía más en sus fuerzas que en las de Dios; y la segunda, aprender a desarrollar la confianza que necesita en Dios.

Estos principios marcarán un cambio sin precedentes en su vida personal y espiritual si decide aplicarlos...


Léanos en mensajerodelapalabra.comLéanos en bosquejosdesermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en selecciondesermones.comLéanos en miiglesia.com

anuncio-YT