estudios-biblicos.com :: Para uso personal solamente. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización de autor.

estudios-biblicos.com

 

Un líder de influencia desarrolla su vocación de servicio

Un líder de influencia desarrolla su vocación de servicio

El auténtico líder que ejerce una poderosa influencia entre quienes le rodean, tiene un distintivo: una vocación de servicio y entrega a Dios en todo cuanto hace.

El Señor Jesús lo dejó claro cuando enseño:
"Sabéis que los gobernantes de las naciones se enseñorean de ellas, y los que son grandes ejercen sobre ellas potestad.  Mas entre vosotros no será así, sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor, y el que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro siervo; como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos."(Mateo 20:25-28| RV 6)
Ahora, ¿qué hace alguien con ese don poderoso y transformador como es el de servir? Desencadena cambios permanentes a nivel familiar, en la iglesia y en donde quiera que se desenvuelva. Tres escenarios de suma importancia en donde brillan con luz propia, por su condición de seguidores del Señor Jesús.

Pilares para un servicio eficaz

Quien desea ser eficaz en la vida, ejerciendo un liderazgo transformador, debe tener al menos cinco pilares en su relación con el cónyuge, con los hijos, con los familiares y, en general, con quienes les rodean.

Esos fundamentos son el amor, el desinterés, el compromiso, la perseverancia y la diligencia. Unos constituyen los catalizadores de los otros. Pero en esencia, todos están entrelazados.

El apóstol Pablo, al referirse al Señor Jesús y cómo encarna estos cinco distintivos, escribió:
"Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús,  el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres;  y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz."(Filipenses 2:5-8| RV 60)
Si usted desea saber cómo se puede evidenciar que es un líder de influencia transformadora, con vocación de servicio, permítame explicárselo de una forma sencilla: Usted rendirá un cierto por ciento allí donde se encuentre y en cuanto hace. Como cónyuge, como miembro de una comunidad de creyentes, como miembro de la sociedad y, en general, donde interactúe con otras personas.

En la Escuela de Dios

Si alguien tiene vocación de servicio, que es a la vez un don poderoso e influenciador, debe pasar por la Escuela de Dios. Es una etiqueta para referirnos al trato del Señor para producir en nosotros dos cosas: ser moldeados por Él y para encajar perfectamente en Sus planes.

Él nos revela en dónde quiere que actuemos y de qué manera. Él obra a través de quienes se disponen, como enseño el Señor Jesús:
"Si alguno me sirve, sígame; y donde yo estuviere, allí también estará mi servidor. Si alguno me sirviere, mi Padre le honrará."(Juan 12:26| RV 60)
Insistimos: es rendir el ciento por ciento de cuanto podemos rendir. Quizá hoy apenas estamos al treinta, cincuenta o setenta por ciento. Nos falta dar mucho más y esa es una tarea en la que debemos comprometernos.

Cuando estamos rendidos a Él, dispuestos a servirle, Él nos dará la revelación (Lea Amós 3:7) respecto a lo que hará y lo que quiere que hagamos. Todo perfectamente sincronizados con sus planes, trazados desde la eternidad. No tendremos que improvisar. Él nos mostrará el camino.

¿Qué ocurre cuando sometemos a Dios la vocación de servicios?

Rendirnos a Dios es un paso fundamental para que nuestra vida personal, familiar y espiritual lleguen a un nuevo nivel. Cuando lo hacemos, podemos esperar al menos tres cosas:
  • Dios nos utilizará si nos movemos en fe (Santiago 5:17, 18)
  • Dios nos utilizará si desarrollamos intimidad con Él (Hechos 4:13)
  • Dios nos utilizará si nos afianzamos en humildad (1 Corintios 1:26-31)
La enorme dificultad que tenemos hoy es que muchas personas desean lograr un máximo desarrollo de su potencial sin pasar por la estación del servicio a los demás, que es al final de cuentas, también un servicio para Dios.

Su vida puede experimentar un cambio definitivo si se apropia del don de servicio y reconoce que será el catalizador para desencadenar un liderazgo transformador.


Léanos en mensajerodelapalabra.comLéanos en bosquejosdesermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en selecciondesermones.comLéanos en miiglesia.com